Plaza Cívica Rumiñahui

Obra del maestro de las artes plásticas Oswaldo Guayasamín, hombre de  ancestros sangolquileños y de gran trayectoria dentro de la pintura, escultura y grabado, cuyas obras han sido reconocidas a nivel internacional.

El monumento tiene una altura promedio de 12 metros y está realizado en bronce repujado, hierro y hormigón. La base se encuentra revestida de cerámica color rojo, que simboliza la quema de Quito ante la llegada de los españoles.

Escultura en honor a nuestro valeroso guerrero indígena Rumiñahui, quien pregonaba a su pueblo: “fuego y cenizas para los invasores”. Las lanzas de los costados simbolizan al pueblo indígena en pie de lucha y los brazos extendidos nos recuerdan el valor y el orgullo de nuestra raza.

 

Los comentarios están cerrados.